A partir del viernes, sólo se podrá canjear el billete en las dos sedes del BCV y en algunos otros bancos.

El mandatario, además, ordenó cerrar temporalmente las fronteras con Colombia y Brasil para evitar que esos billetes supuestamente acaparados en el exterior puedan reingresar al país.

Ante las dudas sobre la capacidad de los bancos de responder a la demanda, los devaluados billetes de 10, 20 o 50 son valorados como oro y comerciantes y proveedores de servicios restringen operaciones en efectivo.