Noticias

Asamblea Nacional de Venezuela: la confusa y tensa primera sesión del año de la Cámara Legislativa

Sesiones parlamentarias paralelas, la policía reteniendo diputados y cortes de electricidad en la sede de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Este es el balance de una nueva jornada de confusión y tensión en el Parlamento venezolano que se disputan el gobierno y un sector de la oposición.

El presidente encargado, Juan Guaidó, consiguió entrar a la fuerza este martes al Hemiciclo. Se juramentó en el cargo de presidente de la Asamblea Nacional después de que estuvo retenido en las inmediaciones del edificio por un cordón policial de la Guardia Nacional Bolivariana.

La juramentación se realizó con el respaldo de un centenar de diputados opositores.

«De la misma forma como viven los venezolanos, entrar hoy al Hemiciclo también fue una hazaña», dijo Guaidó ante la prensa luego de conseguir entrar en las instalaciones.

Una veintena de policías militares bloquearon el acceso a Guaidó y a más de 100 diputados. Los mantuvieron a las puertas del Parlamento hasta que por la fuerza, y después de más de una hora, lograron abrirse paso.

A oscuras
La sesión y la juramentación de Guaidó se llevó a cabo a oscuras, sin electricidad y con la ayuda de las linternas de teléfonos móviles para iluminar las estancias del Hemiciclo.

El presidente encargado celebró en Twitter su entrada al edificio y denunció que «aún quedan diputados resteados siendo agredidos a las afueras por las fuerzas represivas de la dictadura».Mientras se les negaba el paso, adentro se llevaba a cabo una breve sesión liderada por Luis Parra. A este diputado lo proclamaron diputados chavistas y otros opositores nuevo presidente de la Cámara el pasado domingo.

Guaidó, una vez dentro del edificio, dijo a los periodistas que la sesión encabezada por Parra no tenía validez. Esta sesión se llevó a cabo sin el quórum reglamentario de 84 diputados.

Sin luz, pero con Guaidó
Guillermo Olmo, corresponsal de BBC News Mundo en Venezuela, anunció que «se jugaría el cuello» para presidir la sesión de la Asamblea Nacional.

Lo consiguió, pero, desde luego, no le resultó fácil.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, tuvo que abrirse paso en medio de decenas de simpatizantes del gobierno. Estas personas lo acosaron e insultaron en su intento por llegar hasta la sede del Parlamento, una vez más cercada por un fuerte dispositivo de la Guardia Nacional Bolivariana.

En el interior del edificio, Luis Parra, el diputado al que los chavistas y el régimen de Nicolás Maduro atribuyen ahora la presidencia del Legislativo, celebraban una sesión paralela cuya legalidad niega la mayoría de los expertos.

El momento más tenso de la mañana llegó cuando Guaidó y otros legisladores de la oposición superaron los intentos del cordón policial de impedir su acceso una vez más.

Los funcionarios antimotines de la Guardia Nacional Bolivariana cargaron contra los reporteros que trataban de cubrir el momento.

Para cuando Guaidó consiguió finalmente ocupar su escaño en El Hemiciclo y dar por iniciada la sesión en la que juró como su presidente, Parra y el resto de diputados chavistas se habían marchado.

Antes de irse, se ocuparon de dejar sin electricidad a sus adversarios de la oposición.

El domingo se vivieron momentos similares a los de este martes, cuando la Guardia Nacional Bolivariana negó la entrada a Guaidó y a sus seguidores en otra jornada tensa en la política venezolana, en la que el líder opositor esperaba ser reelegido como presidente del Parlamento.

Guaidó intentó incluso saltar la reja que rodea el edificio, pero los agentes lo rechazaron con sus escudos antimotines.

Decenas de países, incluso Estados Unidos, denunciaron la proclamación de Parra y continuaron reconociendo a Juan Guaidó no solo como el presidente legítimo de la Asamblea, sino también como presidente interino del país.

Otros países de la región que no reconocen a Guaidó como mandatario encargado también cuestionaron lo ocurrido.

Así, por ejemplo, Argentina, consideró «inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional para elegir a las nuevas autoridades de su junta directiva».

México señaló que «el legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias».

Luego del juramento de Parra, Guaidó y un centenar de parlamentarios de la oposición celebraron el domingo por la tarde una sesión constitutiva paralela en la sede del diario El Nacional en la que fue reelegido en su cargo.

FUENTE: https://www.elnacional.com/bbc-news-mundo/asamblea-nacional-de-venezuela-la-confusa-y-tensa-primera-sesion-del-ano-de-la-camara-legislativa/

Copyright © 2017 BolivarCucuta.comThemetf

Subir