“Las elecciones fraudulentas de Maduro son otro paso hacia la dictadura. No aceptaremos un gobierno ilegítimo. El pueblo venezolano y la democracia prevalecerán”, dijo la alta funcionaria diplomática en su cuenta de Twitter.

La semana pasada el departamento del Tesoro estadouniense había impulsado sanciones a 13 altos cargos del Gobierno venezolano, militares y ejecutivos de la petrolera estatal PDVSA por presuntos abusos contra los derechos humanos y corrupción, en un intento de disuadir al gobierno venezolano de continuar con la Constituyente.

Hasta ahora los gobiernos de México, Argentina, Perú, Panamá y Colombia ya anunciaron que no reconocerán los resultados de estas elecciones, en las que se busca crear un nuevo cuerpo legislativo que desconoce a la Asamblea Nacional electa en 2015 y que cuenta con mayoría opositora.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par venezolano, Nicolás Maduro

La jornada electoral del domingo estuvo marcada por una muy baja participación del electorado, las protestas de la oposición y la brutal represión del régimen, que en las pasadas 24 horas causó la muerte de 13 personas.

Según un sondeo divulgado por el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, ratificado luego por el líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, apenas un 7% del padrón se habría presentado al momento a votar.

[Vía: Infobae]